Buffet de Hotel: Hola Chef, soy yo, soy “tu cliente”

Hola Chef, tengo un rato y aprovecho para escribirte estas letras, pequeñas reflexiones que se me ocurren después de hospedarme en este hotel desde hace 5 días. 5 días de “disfrutar” de las gastronomía que nos propones, del buffet de hotel y de otros muchos servicios. En este caso es un hotel vacacional, cuando viajo por trabajo al hotel urbano le “pido” otras cosas, parecidas, aunque con matices.
Te escribo desde la habitación que me han asignado. Un hotel más en mis recorridos vacacionales.
En principio no pretendo nada con estas lineas, solo que me conocieras un poco mejor. Hay algo importante que creo no deberías olvidar … El cliente soy yo, el que ha pagado un dineral soy yo, el que necesita atención soy yo.

“El cliente soy yo, el que ha pagado un dineral soy yo, el que necesita atención soy yo”

¿Entiendes las palabras “soy yo”?, no eres tú, ni el equipazo que está en todo el hotel. Soy yo. Me considero buena gente, normal, sin enormes pretensiones, aunque si con ilusiones y expectativas. No cargues contra mí tus frustraciones, tu mal humor, tus circunstancias, etc. Te aseguro que no tengo mas responsabilidad que la de exigir lo que me corresponde.

“Me considero buena gente, normal, sin enormes pretensiones, aunque si con ilusiones y expectativas”

A veces tengo la sensación de que no te importo, demasiadas veces, la verdad. Que para lo único que estás ahí es para cubrir una necesidad tuya, y después la mía, por supuesto. Tú necesidad la de tener un sueldo a final de mes para vivir. En eso no discuto nada, faltaría más. Mi necesidad es no preocuparme de nada durante estos días y ser feliz.

“A veces tengo la sensación de que no te importo, demasiadas veces, la verdad”

Yo también trabajo todo el año, como tú, para vivir y, además cada mes me obligo a ahorrar un poco de dinero para poder permitirme estos dias (pocos) de vacaciones, de disfrute con mi gente cercana, querida. No sé cómo lo haces tú, a mí no me queda más remedio que dejar  de hacer o de comprar algunas cosas para arrinconar este dinerillo, que al final no es un dinerillo, es un dineral.
Creo que deberías pensar en eso cuando entró a tu comedor/restuarante, cuando tránsito por el Buffet de hotel buscando algo apetecible que me diga “cómeme”. Comida que seduzca.
Por favor no olvides que te está hablando un trabajador como tú.
Profesionalmente  soy  encargado de planta en una  en una fábrica de coches, no muy diferente, en este caso de tu faena profesional, ensamblar productos/alimentos, darles gusto para que el cliente, yo y otros muchos, lo disfrutemos .
¿Cuantos cliente pasan por tu Buffet de hotel al final de ciclo, temporada? … Seguramente que miles, todos con ilusiones, con esperanza de encontrar comida buena, cuidada, y además con la esperanza, de que nos saluden, de que nos rían, de que seamos alguien, y no un mero número.

¿Quieres recibir todos mis contenidos y consejos sobre Buffet de Hotel directamente en tu email?

Ya somos más de 4000 personas interesadas en Buffet de Hotel

 

¿Satisfecho o no?

¿Cuantos clientes pasan por tu  Buffet de hotel al final de ciclo, de temporada, de año?

¿Te imaginas que yo, o alguno de mis compañeros en la fábrica, cuando apretamos o encajamos alguna pieza en el coche no pensara en ti, en quien lo va a conducir en un futuro? Podría ser un gran desastre ¿Verdad?… Accidentes, pocas ventas, etc.

Hoy, en estos momentos, soy muy consciente de la oportunidad que tengo a través de las páginas web de opinión de comentar la jugada, de ser ¿escuchado? ….
Aunque sí te soy sincero, en algunos momentos ya me da lo mismo. Estoy viviendo lo mismo que he vivido en otros sitios, en otros hoteles, lo que han vivido otros clientes en otros momentos. Leo en esas páginas lo mismo que estoy viviendo y me pregunto, ¿Entonces para qué sirve mi comentario?.  Siempre he trabajado escuchando lo que tienen que decir mis jefes, los compradores de los coches que ayudo a construir, etc. Con una razón “mejorar” cada día un poco más. Aquí parece que nadie escucha.

Chef, sabes que tienes la capacidad de alegrarnos un mal día, y, también por el contrario de fastidiarnos un alegre día.

“Aquí parece que nadie escucha”

Hola Chef, ¿Sabes qué me gustaría? …. Comer bien, comer sin agobios, ser bien recibido, ser escuchado, encontrar cosas que no encontraré en otros hoteles, pasármelo bien los muchos ratos en los que estoy, estamos, en el restaurante.

Todos os parecéis, a los Buffets me refiero. Se me hace difícil entenderlo. Muchos días siento un colosal aburrimiento  viendo la oferta que me preparas. ¿Porque?

Y sobre todo, ¿sabes qué quiero? Acabar mis cortos días de vacaciones contento, sin enfados, sabiendo que el dinero que haya gastado, poco o mucho, se corresponde  con lo que he recibido.

No conozco los entresijos de una cocina de un hotel grande, aunque me lo puedo imaginar. Donde yo trabajo, una fábrica, es una locura, es una locura muy bien organizada, en la que todos estamos a una. Sabemos lo que nos jugamos, la satisfacción del comprador del coche y eso nos lleva a nuestro salario mensual, a nuestra pervivencia.

 

    

“Chef, ¿sabes que tienes la capacidad de alegrarnos un mal día?

Hola Chef ten en cuenta que la elección de este hotel no ha sido sencilla, hay tantos donde poder ir y todos con una pinta fabulosa. Sencillamente elegimos este por las recomendaciones que nos han hecho. Sé que habéis sido muy buenos en su momento, pero no podéis dormiros en los laureles, no puedes enamorarte solamente de ti, no puedes dejar de trabajar y aprender para conseguir avanzar, innovar. La autocomplacencia y la arrogancia destruyen grandes proyectos. No hagas que yo y mi familia nos arrepintamos de haber hecho esta elección.

Hola Chef, soy el que hace posible este tinglado, el que tú tengas trabajo. Igual que tu harás que alguien que fabrica coches tenga trabajo. Mi familia y yo nos preguntamos constantemente que hace que tengaís esas caras tan largas, que parezca que este trabajo es una tortura para muchos todos vosotros. Es cierto que no cada día estamos ninguno en perfectas condiciones, hay muchas circunstancias que pueden alterar nuestro ritmo vital y profesional. ¿Sabes qué?, es algo que no debería percibir yo, ni ningún cliente.

Chef, sé una estrella de rock, crea gastronomía de la buena, haz de tu buffet de hotel una bella interpretación musical, disfruta y haz disfrutar. Pon tu alma y corazón en lo que haces. Alza cada día el telón de tú cocina y fascina a tus clientes. Esto es un circulo vicioso, fascinándolos a ellos te fascinarás tu. Puedes leer el post “Buffet de Hotel = Obra de teatro” verás cuantas similitudes hay entre una obra de teatro y un Buffet de Hotel.

“Chef, sé una estrella de rock, crea gastronomía de la buena, haz de tu Buffet de hotel una bella interpretación musical, disfruta y haz disfrutar”

Me encantan estas palabras de Martin Luther King:

Si un hombre está llamado a barrer calles debería barrer las calles igual que pintaba Miguel Angel, componía Beethoven o escribía Shakespeare. Debería limpiar las calles tan perfectamente que los moradores del cielo y la tierra se detuvieran para decir: “Aquí vivió un gran barrendero que hizo bien su trabajo”

Te pido, por favor, que reflexiones sobre cómo te sentirías tú en mi lugar, cuando estoy en el restaurante.

No seria justo contigo si no pusiera sobre este fondo blanco de papel electrónico, que soy muy consciente de que en el hotel hay muchos departamentos, sois mucha gente trabajando para que todo salga bien para el cliente. Quiero decirte con ello  que un recepcionista puede ponerme de mal humor y, yo, sin ser consciente lo haga pagar a quien no corresponda. Si ha ocurrido alguna vez, te pido mil disculpas. No olvides nunca la importancia de la gastronomía para nosotros los clientes. Todo tiene que estar bien en el hotel, pero con las cosas del comer ….

En todo esto va el que yo vuelva o no a este hotel, que recomiende o no este hotel. Eso es la estabilidad empresarial necesaria para que tu, yo y todos sigamos teniendo un gran trabajo que haga felices a quien lo contrate o lo compre.

Muchas gracias por tu tiempo.

Por: Josep Moré​

Si deseas tomar algún texto es imprescindible hacer mención a este blog y su autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *